9 Cualidades De Un Buen Day Trader

Bajo las circunstancias adecuadas, el Day Trading es una opción profesional viable con bastantes ventajas. La mayoría de los Day Traders trabajan desde su casa y no le reportan a nadie más que a sí mismos. Aun mejor, los Traders exitosos pueden ganar lo suficiente como para vivir cómodos, incluso con estilos de vida opulentos durante su tiempo libre. Sin embargo, este tipo de trabajo no es para todos. Los Day Traders exitosos necesitan auto-motivarse, ser disciplinados, sensatos y contar con independencia financiera. Si tú estás pensando en hacer una carrera en el Day Trading, compara tu propio perfil con esta lista de características claves y rasgos de personalidad. 1. Independencia personal: Dado que los Day Traders trabajan desde casa, necesitan estar motivados para trabajar por su propio beneficio económico y personal. Si tú estás acostumbrado a un estricto ambiente de oficina, podrías tener ciertas dificultades al lidiar con la naturaleza autónoma de este negocio. 2. Rapidez de decisión: El mercado puede cambiar en cuestión de segundos, así que los buenos Day Traders deben prestar mucha atención, ser astutos y decisivos. Los Day Traders telentosos se basan en experiencias pasadas para leer las nuevas situaciones con rapidez y reaccionar adecuadamente. En este ambiente no caben las suposiciones. 3. Persistencia y disciplina: Como los Day Traders no tienen jefes inflexibles que les dicen qué hacer en todo momento, deben permanecer activos durante las sesiones de Trading y comprometerse a intensivas horas de investigación y sesiones de preparación. Una vez que encuentran una estrategia rentable, se quedan con ella hasta que ya no funciona. 4. Interés e inclinación: Los buenos Day Traders muestran entusiasmo por los mercados financieros mucho antes de decidirse a entrar en el negocio por sí mismos. Si tú tienes una inclinación natural por seguir las acciones, los bonos y otros valores, te adaptarás rápidamente a ser un Day Trader. Por el contrario, si no estás particularmente interesado en las finanzas o los negocios, podría no resultan tan sencillo. 5. Experiencia y familiaridad: Los Traders con inclinación natural hacia los mercados comienzan con una ventaja considerable, pero la experiencia ganada también es otro factor relevante. Si alguna vez has trabajado en el ramo financiero, tendrás una fluidez instintiva para entender las fuerzas que impulsan los movimientos del mercado. Mejor aun, estarás familiarizado con las plataformas de Trading y los sistemas que utilizan los Traders modernos. 6. Mentalidad abierta: Los mejores Day Traders continuamente persiguen estrategias rentables de Trading, pero pocos alcanzan el éxito de manera inmediata. Antes de apegarte por completo a una estrategia a corto plazo, debes estar dispuesto a probar múltiples estrategias, una tras otra. La mejora se logrará cuando te quedes con lo que sí funciona y deseches lo que no. 7. Familiaridad con la tecnología: No tienes que ser un genio de la programación, pero el Trading a corto plazo demanda al menos cierta familiaridad con los avanzados sistemas computarizados y de Trading. Más importante aun, requiere tu disposición para probar nuevas plataformas y sistemas conforme éstos van saliendo. 8. Independencia financiera: Los Day Traders no tienen que ser increíblemente ricos. Sin embargo, sí es necesario contar con una red de seguridad financiera adecuada que les permita hacer Trading con el dinero que puedan darse el lujo de perder. Si tú estás viviendo con los ingresos mes a mes, asegúrate de ahorrar suficiente dinero antes de comenzar tu aventura como Trader. Una vez que comiences, mantén una reserva adicional en caso de que decidas que el Trading no es lo tuyo. 9. Apoyo personal: Si bien los Day Traders tienen que auto-motivarse, ser disciplinados y racionales, rara vez se consideran personas solitarias. Dado que sus actividades resultan tan estresantes, los Day Traders más exitosos tienden a contar con fuertes redes familiares y de amistades para mantenerse en contacto con el mundo exterior. La mayoría también son ávidos aficionados a dedicar su tiempo libre a proyectos o aventuras que los motiven.