Estrategias Para Operar Futuros

Estrategias para operar futuros y sistemas de operaciones de futuros Las estrategias para operar futuros están basadas en la inversión especulativa. La idea principal detrás de esta operación esta basada en que los inversionistas no tengan ninguna influencia en los productos sobre los que están operando. En su lugar, se firma un contrato y tanto los compradores como los vendedores se adhieren a él. Debido a que los contratos están condenados a ser cancelados, la mayoría de los dealers por lo regular hacen esto para su conveniencia, con el afán de conseguir una ganancia. Al negociar con futuros, los inversionistas usan la especulación en la tendencia o si el precio del producto caerá o aumentará, y esto determinará la probabilidad de que los inversionistas saquen ganancias de estas empresas. Este tipo de operaciones implica productos físicos, bonos y acciones. Las partes principales en las operaciones de futuros son los aseguradores y los especuladores. Los aseguradores, son los fabricantes o productores de los productos a la venta. Por ejemplo los granjeros, mineros, firmas de petróleo y accionistas son todos aseguradores. Su interés esta en protegerse a si mismos de que los futuros varíen del precio que ellos ofrecen al mercado. Los especuladores por el otro lado, son inversionistas o corredores de bolsa privados. Ejemplos de esto son los bancos y los accionistas. Ellos compran contratos de futuros de los cuales obtener ganancias cuando suban los precios. También venden contratos cuando especulan que habrá una caída en los precios. Un Ejemplo práctico de una estrategia de operación de futuros Los inversionistas con estrategias de operaciones de futuros le dan a los vendedores una pequeña cantidad llamada margen, por lo regular un pequeño porcentaje. Se pagan cantidades más grandes cuando el producto en el mercado esta fuera siendo comprado correctamente. Cuando las predicciones que se hicieron son correctas, los inversionistas logran una ganancia multiplicada del margen pagado. El margen es un bono de seguridad. Si la predicción de precios no sale como lo predijo el inversionista, el inversionista pierde. Por ejemplo, considere un inversionista que piensa que van a subir los precios del petróleo y escoge gastar $1,000 para comprar 100 barriles. Si dentro de un mes el precio se eleva un 10 por ciento, el contrato-futuro asociado también crecerá el mismo porcentaje a $1,100. El ejemplo anterior es una inversión en papel, el inversionista no tiene que tener los barriles de petróleo en una bodega. Esto significa que el producto rara vez se intercambia. Los contratos son solo una muestra de acuerdo y su vencimiento es el mismo que el de los contratos verdaderos. Especialmente, los inversionistas limpios no tienen que estar con los bienes tangibles para lograr una ganancia. Pros y contras de las operaciones de futuros Los operadores en este mercado están destinados a ganar dinero sin meterse en el proceso y entender lo básico de los productos con los cuales negocian. Como se explicó anteriormente, las ganancias son altas si la predicción es correcta. Otro beneficio de esta operación esta conectado a la liquidez de los mercados. Las ordenes en este caso, pueden colocarse con rapidez, haciendo que los inversionistas experimentados ganen dinero rápidamente. Por último las comisiones en la operación son menores comparadas con otras formas de inversión. El contra más grande, sucede cuando hay una predicción equivocada; en este caso una pérdida es tan rápida como una ganancia y esto por lo regular desanima a la mayoría de los inversionistas. Como consecuencia, las estrategias de operación de futuros necesitan mucho conocimiento especulativo en las tendencias del mercado. Para resumir, cuando se trata de futuros, todas las estrategias están basadas en la predicción de precios futuros de los productos en los cuales esta interesado un inversionista. El negocio trata de tomar decisiones rápidas para que los inversionistas tengan una opinión solida al realizar sus planes. Las herramientas analíticas son esenciales para ayudar a los inversionistas en potencia a leer y predecir tendencias futuras con precisión. Muchas de dichas herramientas han sido creadas usando y aplicando computadoras. Puede usar varios tipos de estrategias para ganar dinero con operaciones de futuros. Aquí discutiremos como empezar de forma simple con cualquiera de las cuatro estrategias básicas para operar futuros. ¿Cómo el comprar “en largo” consigue ganar dinero de un aumento de precios esperado? ¿Tiene motivos para creer que el precio de un producto va a aumentar pronto? Si es así, entonces comenzaría a comerciar futuros al comprar contratos para ese producto ahora. ¿Qué pasa si esta en lo cierto acerca del aumento de precio? Tendrá ganancias al vender esos contratos cuando valgan más dinero que antes. Sin embargo, si el precio cae en lugar de subir, sufrirá una perdida financiera. Dependiendo de la cantidad inicial, puede ganar o perder mucho más que su inversión inicial. ¿Cómo es que el vender “en corto” genera ganancias gracias a una caída de precios anticipada? Esta táctica para operar futuros es exactamente lo contrario a la estrategia en largo. Va a vender sus contratos de futuros en corto cuando cree que el precio va a caer pronto. ¿Qué pasa si el precio efectivamente cae después? Puede comprar los mismos contratos de futuros una vez más pero a un precio más barato para conseguir ganar dinero. La diferencia entre los precios de compra y venta determina cuál sera su ganancia. Tanto comprar como vender contratos de futuros requiere de la misma inversión de depósito. Adicionalmente, actuar en corto afecta su cuenta de corretaje de la firma forma que la estrategia en largo. ¿Cómo funciona el margen? Por lo regular, la transacción promedio especulativa de futuros incluye comprar o vender contratos de futuros directamente para obtener una ganancia gracias a los aumentos o disminuciones esperadas en los precios. Sin embargo, los márgenes son otra de muchas estrategias que también puede usar. Los margenes obtienen ganancia de la diferencia entre los precios de compra y venta de dos contratos diferentes de futuros del mismo producto. Cuando espera un cambio tanto en el precio de compra como en el de venta puede beneficiarse de estos cambios de precios para ganar dinero. Puede ir en largo en un contrato y en corto en el otro o puede comprar y vender dos contratos independientes de futuros al mismo tiempo con diferentes fechas de entrega. ¿Cómo funciona una “stop order”? Es importante poner límites a la cantidad de dinero que esta dispuesto a perder en sus contratos de futuros. Por eso es que pone una stop order, la cual es un plan para que su corredor venda o compre sus contratos de futuros cuando su precio llega a cierto límite. Puede usar varios tipos de márgenes y demás estrategias de operar futuros para ganar dinero. Algunas de ellas son excesivamente complicadas, solo debe considerar estrategias complicadas después de que haya entendido por completo los riesgos que están envueltos.